Este fin de semana los chilenos Nuclear se estarán presentando en nuestro país en dos fechas que compartirán con los locales Avernal. La primera es el viernes 04 de mayo en Detroit Club (Morón) y la segunda el sábado 05 de mayo en Club V (CABA). Intercambiamos unas palabras con la banda antes de los shows de este fin de semana.

Vienen a Buenos Aires este viernes y sábado. ¿Qué expectativas tienen para los shows? ¿Conocen Argentina?

Ya son diez años exactos desde la primera vez que tocamos en Argentina -precisamente en Buenos Aires y Mar del Plata- y estamos muy contentos por poder regresar. Como se dice mucha agua ha pasado bajo el puente, tenemos varios discos más y hemos establecido mucho contacto con gente que gusta de nuestra música en Argentina. Estaremos compartiendo cartel con excelentes bandas y prometemos un show muy intenso, nuestras expectativas siempre son las mejores y esperamos poder ver a todos quienes gustan de nuestra música en los shows de este viernes y sábado. Prometemos mucha potencia y furia en nuestra música, no serán defraudados en absoluto.

Además de Avernal y las bandas con las que comparten escenario ¿Escucharon otras bandas de acá anteriormente? ¿Qué referencias tienen?

Claro. Avernal es una excelente banda. Su último lanzamiento “La Quimera de la Perfección” es un gran trabajo. También hemos podido escuchar a Hueso, muy cruda e interesante propuesta. Acá en Chile tocamos un par de veces con Jesus Martyr y Cinical de Mendoza y bueno conocemos también parte del metal clásico de allá como Hermética, V8 o Malón. Por último varias bandas de la potente escena hardcore de Buenos Aires en los 90s, como No Demuestra Interés, E.D.O., Minoría Activa o Vieja Escuela, por nombrar algunas. Sabemos que el underground argentino es fuerte y es una de las escenas importantes de América Latina.

¿Qué nos pueden contar respecto a su último trabajo “Formula for Anarchy” ? ¿Cómo fue el proceso de trabajo de composición del mismo y luego la grabación?

En “Formula For Anarchy” quisimos llevar la crudeza del sonido de nuestra sala de ensayos a un álbum, extremando la composición tanto musical como lírica, quisimos lograr un registro incisivo y veloz, un reflejo de la realidad abrumadora que tenemos en Sudamérica. Fue nuestrio primer disco bajo una etiqueta internacional y la idea era mostrarles cómo se vive esta música en este lado del mundo. Una vez hechos los temas fue un proceso de grabación muy natural y creemos eso se reflejó en el disco, donde como siempre hacemos unas mixtura entre la velocidad del Metal y la contingencia del Punk. Creemos el resultado fue muy positivo. El disco tuvo muy buena recepción entre el público y los medios internacionales especializados. Prueba de ello es la extensa promoción que estamos cerrando precisamente en Argentina y que nos tuvo girando dos veces en Europa llegando incluso a Rusia y a festivales como Brutal Assault, entre muchos otros. Estamos muy satisfechos con el trabajo realizado y ahora queremos mostrarles parte de el en directo.

¿Cómo sigue el año para ustedes luego de estas dos fechas? ¿Hay una gira programada o algún otro proyecto?

Tenemos más fechas locales agendadas en Chile pero estamos muy concentrados en finalizar la escritura del nuevo álbum, del cuál ya tenemos bastante avance. Dentro de muy poco esperamos poder liberar un adelanto del mismo. Una vez terminado el álbum y lanzado haremos gira promocional. Hoy por hoy la prioridad es el álbum, que vienen en una línea mucho más agresiva y pesada que “Formula For Anarchy”.

Suelen tener una lírica bastante comprometida con la actualidad ¿Cómo viven políticamente Chile en este momento?

Al igual que la gran mayoría de naciones latinoamericanas, somos gobernados por los ricos representados políticamente por el actual presidente. Durante los últimos dos gobiernos la brecha social y la injusticia en la distribución del ingreso se ha acrecentado, quienes más tienen, acumulan y acumulan. Las empresas anotan unas ganancias realmente desvergonzadas a costa de quienes más trabajan, nuestro sistema de previsión social es un chiste y la policía cada vez tiene más atribuciones para abusar de su poder. Todo esto genera un clima enrarecido, de desconfianza y silenciosamente violento. Todo esto va a explotar en algún momento. Es como si estuvieramos sobre una bomba de tiempo. Desde nuestra trinchera, lo único que podemos hacer es tratar de interpretar ese descontento en música y llevárselo a quienes gustan de ella. Música violenta para tiempos igualmente violentos