De junio del 2014 a mayo del 2017 fue la espera para tener nuevo material de Montañas. En el medio un sin fin de presentaciones con el disco debut y homónimo como estandarte para darse a conocer en una escena local cargada de bandas que van y vienen. Nunca pasando desapercibidos, supieron despegarse del montón sonando realmente bien en vivo y con canciones cargadas de sentimientos en la voz rasposa de Diego Neri y el sonido -con mezclas de sludge, doom y heavy- que logran Ramiro Suárez (Guitarra), Emilio Paravisi (Batería) y Andrés Villanueva (Bajo).

Cargados de furia los cuerpos resisten, empieza con una breve intro de violas al estilo “Fade To Black” creando un paisaje armónico y yéndose para que después pase a pisar fuerte Todo el dolor y Perro del infierno (este ultimo uno de los puntos mas altos del CD), donde con estos dos primeros temas uno ve la continuidad de lo que fue el disco debut, hay riffs, letras directas y una aprobación corporal casi instantánea de ese sludge que la banda promueve.
Al ser un trabajo de larga duración están esos distintos climas musicales que suelen tener la mayoría de estos discos, el cual es el caso de Atado a mis Huesos, que baja la intensidad y donde pone la voz Ramiro Suárez.

Con el pasar de las canciones se va notando cada vez mas que la banda fue creciendo en cuanto a trabajo y composición. Y se hace fuerte parte de la letra del nuevo material “… Yo puse el alma en esto.”, esto también se percibe en el arte y diseño del disco.

Les dejamos el nuevo trabajo de Montañas para que saquen sus propias conclusiones:

Escrito por: Anthony