El power trío se presentó en la apertura del ciclo de bandas independientes “Rebeldes, Soñadores y Fugitivos” que se lleva adelante por cuarto año consecutivo en Caras y Caretas de San Telmo.

Antes de dar comienzo a un show extenso e intenso, el periodista Eduardo Fabregat ofició de presentador y adelantó las próximas fechas de este ciclo que surge como extensión “en vivo” de su programa de radio en AM 750. Entre las bandas mencionadas se destacan Flopa, Valle De Muñecas, El Perrodiablo y Las Bodas Químicas. En ese marco, Acorazado Potemkin se despachó con una lista de 26 canciones pasando por sus tres trabajos discográficos en un buen recorrido por los temas nuevos de Labios Del Río y algunos “viejitos” que la banda prometió tocar desde le primer saludo de la noche.

Como es costumbre en sus shows, el trío abre su set con tres o cuatro canciones al hilo, en este caso eligieron “Soñé”, “Roto y Descosido”, “Haz De Luz” y “Sopa De Alambre. El segundo bloque trajo el primer claro-oscuro con “Las Cajas” seguida de “Humano” para luego sorprender con las versiones de “Lengua Materna” y “Gloria”.

Con el correr de las canciones, el trío va formando un entretejido que lleva la atención de un músico a otro. Luciano Esaín en la batería potente y certera y Federico Ghazarossian con su precisión conforman una base que es pulso y sostén para la lírica urbana y errante de Juan Pablo Fernández. A su vez, Esaín aporta coros que son imprescindibles para el sonido final de cada canción y Ghazarossian compone sus líneas de bajo con un lirismo cantable. Ejemplos destacados de cada uno de estos momentos fueron “Santo Tomé”, “Desert” y “Perrito”.

Algo también habitual en los conciertos de la banda son los invitados, en este caso hubo uno por disco. Primero fue el turno de Juliana Moreno que acompañó con su flauta traversa el tándem de “Flaying Saucers” y “Dos De Nosotros” (el cover de “Two Of Us” de los Beatles con letra traducida por el propio Fernández). La flautista grabó en ambas canciones del disco Labios Del Río pero nunca había tocado en vivo con la banda hasta esta noche. Luego, Beto Siless subió al escenario para cantar junto a Juan Pablo “Miserere”, del disco Remolino. Ya en el bloque de bises, fue Flopa Lestani la última invitada y encargada de compartir con el cantante la intensidad narrativa de “La Mitad”, que es desde su edición en el disco Mugre uno de los clásicos de la banda.

Dueños de una excelente lectura del signo de los tiempos como demostraron ya con composiciones como “Miserere” y “El Pan Del Facho”, es con las canciones “Mundo Lego” (con letra de la escritora Josefina Saffioti) y “Semilla De Piedra” (de la cantante y compositora Lila Downs) que Acorazado Potemkin logra dar con una mirada femenina sin demagogias ni oportunismos.

El último bloque del set principal comenzó con “Cerca Del Sol”, pasó por “A Lo Mejor” y “La Carbonera”, muy coreados por el público, y cerró con la divertida “El Rosarino” y la infalible “El Pan Del Facho”. Luego de pocos minutos, la banda volvió al escenario para interpretar “Hablar De Vos”, “La Mitad” y “Sabés”, como cierre de un show largo que dio muestra de todas las posibilidades creativas de este trío ineludible en cualquier lista que pretenda reflejar lo mejor de la escena actual.

Una nota aparte merece el público, estuvieron entre los asistentes los músicos Ramiro Abrevaya y Gustavo Guyot, el dibujante Gustavo Salas y varios periodistas. Sin embargo, lo más llamativo fueron los niños presentes en las primeras filas de la sala. Al ser un show ATP muchos decidieron asistir con sus hijos y disfrutarlo en familia. Esto permitió que se acercaran varios chicos y chicas de entre 8 y 12 años que estuvieron plenamente concentrados en la banda o bailoteando al lado del escenario, todos con una notable alegría. ¿Será que no todo está dicho para el futuro del rock?

En todo caso, como bien dijo el mismo Fabregat en su presentación, si The Clash fue en su momento “la única banda que importa”, Acorazado Potemkin es hoy “la banda que hay que ver”.

Reseña: Giselle Hidalgo
Fotos: Andrés Bonelli